Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

ENSAYO FILOSOFÍA 3º TRIMESTRE, 4º ESO. CALÍGULA DE ALBERT CAMUS Y DAS EXPERIMENT. 

Usando el libro de Calígula y la película de Das Experiment, he podido observar lo que era el poder y la autoridad, entre otras cosas.

 La novela narra la historia de Calígula, emperador romano. Cuenta desde la muerte de su hermana, la cual amaba, hasta que finalmente es asesinado por algunos patricios y Quereas, por tirano. Los hechos pasados nos cuentan que Calígula llegó a dejar al pueblo morir de hambre o mandar asesinar a los patricios por diversión, entre otras cosas. Es un libro que mientras cuenta la historia de Calígula, también te cuenta la de Hitler, de manera subliminal, criticando a la sociedad por dejar que sujetos como ellos gobiernen un país (esto se ve claro cuando asesinan a Calígula y grita “¡Todavía estoy vivo!, afirmando que aunque muera, tiranos como él llegaran al poder).

Das experiment es una película alemana en la que se nos presenta un experimento social en el que los sujetos de prueba jugarán los roles de “presos” y “guardias” en una cárcel ficticia, con el fin de comprobar el comportamiento humano cuando a este se le da poder sobre otros individuos. Las primeras horas no habrá seriedad real hasta que un guardia, Berus, comenzará a adquirir importancia y a comenzar con la violencia y el abuso de los guardias hacia los presos. Al final los presos se las arreglarán para escapar pero habiendo víctimas mortales (tanto presos como guardias). Esta película está basada en un experimento real, el experimento Zimbardo.

Podemos encontrar multitud de semejanzas entre ambas obras, por ejemplo en los personajes. Estos son algunos ejemplos:

-Calígula y Berus presentan características similares como “figuras de poder”. Ambos, en el poder, tienen la sangre fría a la hora de matar a alguien, ordenar ejecuciones o ejecutar un mandato terrorífico (como el de asesinar a los nobles en el caso de Calígula, o en el caso de Berus, en el momento en el que ordena atar a un moribundo 82 a una silla, lo que provoca su muerte). Mientras que Calígula me pareció una persona interesante, pero sin dejar de ser un tirano, lo único que me produce Berus es una profunda repulsión y asco.

-Quereas y 77 juegan los roles de rebeldes que buscarán la manera más efectiva (dependiendo de su criterio) de acabar con la tiranía a la que se tengan que enfrentar. Quereas juega un papel importante para la muerte de Cayo, ya que lidera a los patricios y rebeldes que querían acabar con su locura, porque como bien él expresa en un punto del libro “Calígula está loco. Ya hemos tenido emperadores locos pero lo que me aterra de él es que sabe lo que hace porque es astuto”. 77 en cambio, tratará de salvar a todos sus compañeros reclusos cuando compruebe que han perdido la cordura gran parte de los guardias. Llegué a empatizar más con 77 que con Quereas, o al menos, me produjo más cariño y apreciación.

-Escipión y 82 tienen características similares en su comportamiento pues siguen las órdenes del líder aunque estas les afectan terriblemente (en el caso de Escipión, cuando Calígula asesina a su padre y él, pese a esto, le sigue, y, en el caso de 82, desde los abusos de los guardias, las escenas de que se coma la leche, cuando se meten con el por no tener amigos o la paliza que le pegan hasta la muerte). Ambos personajes me gustaron aunque eché en falta una revelación por su parte o al menos un intento de protección.

En las dos obras encontramos el mismo tipo de poder. Uno abusivo que no respeta los derechos de los civiles y que además ejerce de manera totalitaria. La autoridad, en cambio es diferente. Mientras que Calígula se encuentra en su cargo por pleno derecho hereditario (aunque use su poder de manera exageradamente egoísta), Berus llega al poder no de una manera muy legítima, proporcionando miedo tanto a guardias como a presos. Ambas usan la legitimidad abusiva hacia el civil, sin realmente ayudarle o dejarle opinar al respecto. Una legitimidad en la que ambas partes salgan ganando y no abusen una de otra sería la preferible, aunque sea algo casi imposible de conseguir.

En mi opinión el poder no debe ser usado de forma abusiva, pero, desde mi punto de vista el poder es algo que corrompe al humano que lo posee, volviéndolo más sanguinario, les crea una visión de superioridad de sí mismos y no empatizan con las personas a las que deberían proteger y cuidar (en el sentido de que vivan bien y sean felices). Aunque esto no pase siempre, es algo común. Desde guerras iniciadas por los intereses de unos pocos, hasta riquezas acumuladas a costa del trabajo de otras personas para conseguir el mínimo para vivir. Calígula y Das Experiment me han hecho reafirmar esto. Ha sido un tema bastante interesante, como la película y el libro, y me han ayudado bastante a concretar mi manera de pensar en algunos casos.