Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La Filosofía es una reflexión crítica y radical acerca de las cuestiones fundamentales del ser humano. Esta es la definición, pero, ¿qué es en realidad? No se trata de una ciencia ya que no sigue el método científico (observación de un fenómeno, experimentación y una conclusión teniendo en cuanta los resultados, dando lugar a un teorema o teoría científica). No se experimenta para hallar las respuestas tal y como haría un físico o un biólogo. ¿Podemos, entonces, decir que la filosofía es útil? Tal y como escribió Aristóteles, la filosofía no lleva a nada. Se trata de un intento de escape de la ignorancia pero sin realmente salir de ella, siguiendo un afán de saber sin utilidad, preguntando incógnitas que no se responden de una forma demostrable. En este sentido se parece de cierta manera a la religión, que no es demostrable y se guía solo por la fe de las personas. La religión no te da respuestas claras, ni sigue un razonamiento respaldado con pruebas pero te da una solución (aunque no se sepa si es correcta) a preguntas que ninguna ciencia ha sabido responder, más por el hecho de que no se pueden hallar a través de experimentación que por el hecho de no querer responderlas.

La filosofía se cuestionará todo para tratar de llegar a unas conclusiones viables. Gracias a la filosofía se han llegado a desarrollar algunas ciencias como las matemáticas o la física. La filosofía no es útil por el hecho de no ser capaz de responder de manera concreta a una pregunta, valiendo para todos los humanos de la misma manera. Un verdad universal. Es imposible para la filosofía. Pero, a la vez es terriblemente útil. El afán de saber nos ayuda a buscar respuestas y, aunque estas no sean respuestas viables para todo el mundo, pueden ser practicas de manera individual. Un ejemplo sería el sentido de la vida. Unos dirán que el amor y otros dirán que el éxito. Y sin ser una respuesta en común, a un individuo le puede servir como sentido de la vida, aunque fuera completamente imposible para el de al lado.

¿La filosofía es útil? Nos ha ayudado a dar con materias como la sociología o la ciencia, lo que os lleva a plantearnos si cuando acabemos de descubrir todas las ramas de este gran árbol del conocimiento la filosofía dejará de ser útil al completo. Si es sólo una herramienta de transición hacia el resto de saberes que nos faltan por hallar.

Pese a todos los interrogantes planteados, la filosofía nos ha aportado grandes cosas en el pasado y eso es un hecho innegable. En mi opinión, la filosofía sigue siendo útil y posiblemente lo siga siendo durante mucho más tiempo dado que alcanzar el conocimiento máximo lo veo como un imposible que le quitaría parte de la gracia a la vida en general, porque ¿quién sería capaz de decir que no a un buen misterio por resolver y sin respuesta clara?

Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado

    La Inspiración es aquello a lo que culpamos de no poder hacer algo considerado “creativo”. La cuestión que me asalta es la siguiente: ¿La inspiración es algo a lo que debemos esperar para poder avanzar en un ámbito de nuestras vidas o simplemente podemos ignorarlo y seguir adelante sin ella?

    Desde mi punto de vista, nos pintan esta idea como algo de lo que solo podemos disponer en momentos puntuales. Para mí, no es algo tan abstracto y pasajero. Vivir con esta creencia llega a ser triste. El hecho de que si no sientes “inspiración” no serías capaz de escribir un texto que supere un par de líneas. Debería ser algo que te ayude, no que te frene al carecer de ella. Puede que yo no sea el ejemplo más correcto de esto ya que muchas veces culpo a la falta de creatividad o a la falta de inspiración para no hacer ciertas cosas que no me apetecen. Cierto es que muchas veces, aun sin ella, soy perfectamente capaz de hacer lo que se supone que solo puedes con ella. Muchas veces la inspiración no llega, si la quieres tienes que salir a buscarla. Necesitas iniciativa. ¿Tienes que escribir una memoria y no tienes “inspiración”? Comiénzala. Escribe y escribe. Ella irá llegando poco a poco hasta que las palabras salgan solas. Simplemente debes dar rienda suelta a tu mente. Dejar que ella tome el control. Si no dejas que se sienta liberada no trabajará igual de bien que si no siente limitaciones.

    Esto se relaciona, por una pequeña parte, con los sueños. Los sueños son pura imaginación, donde tu mente te controla y ese debería ser el objetivo. Me explico. Tu mente, tu manera de pensar es lo que te mueve a través de decisiones  que la van transformando. Tu mente es una de las cosas más valiosas que tienes. Deberías prestarla más atención, pues es una de esas cosas que van a estar contigo hasta el final, quieras o no, en buen estado o no, pero ahí permanecerá. Déjala que diga lo que tiene que decir. No te censures. No seas un robot más de la sociedad. No te conviertas en una cáscara que solo hace lo que tiene que hacer, siguiendo lo que otros le han impuesto, amargando su triste existencia. Tienes mente, una manera de pensar, por Dios, úsalo, solo intentando comprenderte al cien por cien conseguirás la “inspiración”. Si no lo intentas no lo consigues.

   Dicho esto, y habiéndome salido del tema, solo cabe decir que no culpes a la “inspiración” si no te ves capaz de hacer algo. Dejemos de lado ese pensamiento tan extremista de que sin inspiración no se puede ser creativo. El primer paso para hacer cualquier cosa es proponérselo. Tener un mínimo de fuerza de voluntad. En vez de comerle la cabeza a los niños con la “inspiración” se les debería enseñar que la mejor manera de triunfar, de ser creativo o de lo que quieran, se empieza con fuerza de voluntad para comenzar un texto como este. Esa fuerza de voluntad tiene que ser una que te empuje a hacer algo aunque te de pereza. El pensamiento de lo tengo que hacer. La gente que triunfa no es la gente que se encuentra inspirada. Son las personas constantes. Dicho estoy y, para finalizar este pequeño ensayo, deja de culpar a la inspiración y empieza de una vez a hacer lo que tienes que hacer.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

ENSAYO FILOSOFÍA 3º TRIMESTRE, 4º ESO. CALÍGULA DE ALBERT CAMUS Y DAS EXPERIMENT. 

Usando el libro de Calígula y la película de Das Experiment, he podido observar lo que era el poder y la autoridad, entre otras cosas.

 La novela narra la historia de Calígula, emperador romano. Cuenta desde la muerte de su hermana, la cual amaba, hasta que finalmente es asesinado por algunos patricios y Quereas, por tirano. Los hechos pasados nos cuentan que Calígula llegó a dejar al pueblo morir de hambre o mandar asesinar a los patricios por diversión, entre otras cosas. Es un libro que mientras cuenta la historia de Calígula, también te cuenta la de Hitler, de manera subliminal, criticando a la sociedad por dejar que sujetos como ellos gobiernen un país (esto se ve claro cuando asesinan a Calígula y grita “¡Todavía estoy vivo!, afirmando que aunque muera, tiranos como él llegaran al poder).

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado

ENSAYO FILOSOFIA 2º TRIMESTRE, 4º ESO

Esto se tata de un trabajo que presenté para flosofía en el que hablo de "Pequeña Miss Sunshine" y "Fahrenheit 451" comparándolos con diferentes modelos de felicidad y dando mi punto de vista en ellos, con una breve conclusión final.

¿Qué es la felicidad? La felicidad no se basa en triunfar si no en algo más. Coincido con el filósofo británico Bertrand Russell en cuanto a que hay ciertos factores que nos impiden alcanzar tal estado. En la película “Pequeña Miss Sunshine” (de la que hablaré más adelante) muchos de estos factores aparecen: Estrés, exceso de competitividad, miedo al “qué dirán”… Cuando al fin consiguen arreglar estos factores y parar de preocuparse por todas las cosas, comprenden que pueden ser felices aunque todo se caiga a su alrededor. Desde mi punto de vista, la película nos ayuda a comprender que la frustración, no intentar algo, rendirse, ser negativo… no lleva a nada. Que aunque todo salga mal hay que seguir adelante con una sonrisa y un optimismo impecable. Evitar los puntos que mencionaba Russell en “La conquista de la felicidad” y disfrutar con los pequeños detalles de la vida.